El Bordado de Dios

EL BORDADO DE DIOS Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho. Yo me sentaba cerca de  ella y le preguntaba qué estaba haciendo. Ella me respondía que estaba bordando. Observaba el trabajo de mi mamá desde una posición más baja que donde estaba sentada ella, así que siempre

Continue reading

Cien Pesos

CIEN PESOS – Papá, ¿cuanto ganas por hora? Con voz tímida y ojo de admiración, un pequeño recibía así a su padre al término de su trabajo. El padre dirigió un gesto severo al niño y repuso: – Mira hijo, esos informes ni tu madre los conoce.  ¡No me molestes

Continue reading